Arábica vs. Robusta, una rivalidad sin sentido

No todas las plantas de cafeto son iguales. Cada especie y variedad ofrece un fruto diferente. Aunque hay muchas mas las especies arábica y robusta suman el 98% de la producción mundial.

La Arábica, cultivada en Centroamércia, Sudamérica, Asia y Este de Africa, es la más apreciada, y representa entre el 70 y 75% de la producción mundial de café. Originaria de las regiones montañosas de Etiopía, sensible al calor y la humedad, crece en altitudes superiores a los 800 metros y cuanto más alta sea la cota, mejores suelen ser las cualidades del grano de café.

Comprende un gran número de variedades, y depende además de su lugar de cultivo: diferentes suelos, altitudes, climas, etc. Algunas de ellas son: typica, bourbon, java, etc.

La Robusta, difundida en Africa, Brasil y Asia, resiste bien al clima caliente y a los parásitos. Cultivada en las tierras bajas tropicales, crece incluso a 200-300 metros, en zonas a las que es más fácil acceder y gestionar una plantación. También su recolección tiene un coste menor ya que el grano aúm maduro queda en la planta.

Los cafés Arábica son muy perfumados, dulces, ligeramente ácidos y con mas matices de sabor, con una crema color avellana claro que tiende al rojizo y un agradable toque amargo.

Los cafés Robusta son, en cambio, ásperos, astringentes, poco perfumados y más amargos, con una crema marrón grisácea. La robusta tiene aproximadamente el doble de cafeína que la Arábica.

El uso de la Robusta se justifica sobre todo por razones económicas. Se utiliza sobre todo para el café soluble y para los cafés de venta en supermercados. Suele utilizarse mezclando sus granos con granos arábigos para abaratar la mezcla.

Sin embargo hay que tener en cuenta que un café que utiliza un grano de baja calidad arábica puede ser inferior a uno de robusta de gran calidad. Muchas mezclas de espresso utilizan robusta por el cuerpo y la crema de esta especie.

El gusto es algo muy personal y actualmente el mercado nos ofrece cafés lo suficientemente ricos y diferentes en variedad, mezcla, tueste, y frescura para cada gusto y bolsillo. Lo importante es saber siempre lo que estamos bebiendo, y considerar que a priori un grano arábica nos ofrecerá una taza mas suave, dulce y delicada que una elaborada con granos robusta.

3 thoughts on “Arábica vs. Robusta, una rivalidad sin sentido”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *