salon de té Escocia

Arquitectura, diseño y té en Escocia

Los Salones de Té Willow ubicados en 217 Sauchiehall Street, Glasgow, Escocia, fueron diseñados por el reconocido arquitecto Charles Rennie Mackintosh, máximo exponente del Art Nouveau en Escocia.

El establecimiento abre sus puertas en 1903. Propiedad de Kate Cranston el edificio de cuatro plantas, originalmente un antiguo almacén, fue convertido en uno de los salones de té mas emblemáticos de Glasgow. Mackintosh recibió la responsabilidad del tratamiento arquitectónico exterior, los detalles completos de la distribución interna y el diseño de interiores y muebles.

La fachada respeta el contexto urbano de los edificios vecinos, pero explorando nuevas ideas del Art Nouveau y el movimiento moderno de la época.Dentro de la estructura existente, Mackintosh en colaboración con su esposa Margaret MacDonald, diseñó una serie de espacios con funciones diferentes y una decoración delicada.

Hubo un salón de té de señoras donde predominaba la luz y los tonos claros en la parte delantera de la planta baja, con un comedor general a la espalda y una galería de té encima de ella. En el primer piso se encontraba la “Sala de Luxe”, una sala de señoras exclusiva, la más extravagante de las habitaciones, descrita en su momento como “una fantasía para el té de la tarde”, con vistas a Sauchiehall Street. La segunda planta contenía una sala revestida con paneles de madera, sala de billar y salas de fumadores para los hombres. El concepto de diseño preveía un lugar de encuentro y descanso, un oasis en el centro de la ciudad.

Los salones de té Willow fueron sometidos a una serie de usos diferentes a lo largo de los años aunque afortunadamente la fachada se mantuvo sin cambios. En la década del 80 renació el Willow Tea Rooms y se recreó el salón de Luxe imitando su decoración original y mobiliario, en la ubicación original. Posteriormente se desarrolló mas el edificio con la recreación de “La Galería” y se convirtió en un destino muy popular para los visitantes de la ciudad.

Un reconocimiento de la atención prestada en la reconstrucción de la obra original fue la invitación en 1995 por el prestigioso British Tea Council a conviertir el local en miembro de la Asociación de Salones de té, una invitación que sólo 50 establecimientos en el Reino Unido y sólo tres en Escocia.

Aunque ha perdido mucho de su arte y diseño original, de visita por Escocia no deja de ser un sitio interesante donde degustar un té de buena calidad, dentro de la variada carta que ofrece el establecimiento, y experimentar algunos de los salones de té aproximadamente como Mackintsoh los había previsto hace mas de un siglo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *