cafe de olla

Café a la mexicana

El café preparado en una olla, o café de puchero como se suele llamar en España, era una forma típica de hacerlo antiguamente en muchas partes alrededor del mundo. Sin embargo el café de olla se ha impuesto en la tradición de México como especialidad de café característica, bebida especialmente en posadas típicas, sepelios y fiestas populares.

El café se prepara en una olla de barro de boca angosta, donde el agua y el café se mezclan con canela y piloncillo.

Al parecer el café de olla nace a la luz de las hogueras revolucionarias. Utilizaron como base el café en agua. Y para darle fuerza y consistencia, agregaron las rajas de canela y los clavos de olor. Como no siempre tenían azúcar, lo endulzaban con piloncillo y finalmente le agregaron chocolate de metate.

Como antecedente, antes de que comenzara a cultivarse café, la bebida principal estaba elaborada con maíz, cacao y especies diversas, siendo estos también los principales ingredientes de las bebidas prehispánicas y que aún es popularmente conocido como atole.

panelaEl café de olla recibe su particular sabor de la cocción de los granos con la canela y el piloncillo, pero es indispensable utilizar la olla de barro, ya que sin ésta el sabor cambia. El piloncillo es el resultado del secado del jarabe no destilado de la caña de azúcar antes de pasar por la purificación para hacer azúcar moreno. Es sumamente dulce, tiene un sabor ligeramente anisado por las impurezas que aún contiene. En otros países es conocido como Panela, también como piloncillo fue conocido en la costa de Málaga y Granada, desde donde partió la caña de azúcar hacia Canarias y posteriormente hacia América. En Perú se conoce como “chancaca” y en Venezuela se le llama “papelón”.

La preparación consiste en poner a hervir bastante agua con el café de grano o molido grueso (aproximadamente 4 cucharadas por jarro) en una olla a fuego bajo en la que se colocará una barrita de piloncillo y rajas de canela. Es preciso revolver para que se deshaga el piloncillo. Después de que hierva, hay que colar el café para servirlo en los jarritos que se adornan con una raja de canela.

Actualmente se utilizan preparados de café para utilizar en cualquier cafetera eléctirca o de émbolo, pero la tradición se mantiene en algunos pueblos y ceremonias de México.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *