Cafetera de émbolo, prensado francés

Este sencillo método de elaboración es para muchos el sistema mas apropiado para percibir toda la complejidad y el sabor mas auténtico del café.

Los franceses Mayer y Delforge presentaron en 1852 el diseño de una olla metálica dotada de un filtro móvil para presionar sobre el café. El problema con estos primeros modelos es que un poco de café molido escapaba por los lados del filtro.

En 1929 el milanés Attilio Calimani presentó un modelo que mejorarba el sistema mediante la adición de un borde flexible de goma o un muelle helicoidal alrededor del filtro formando un sello. En 1935 Bruno Cassol recubría el muelle helicoidal con la malla del filtro dando a luz el diseño mas usual que se utiliza hoy en día.

Pero su popularidad no llegó hasta la década de 1960. Un modelo de Faliero Bondanini que en lugar de muelle helicoidal empleaba unas aletas flexibles de metal contra los lados del cilindro, fue fabricado y comercializado por la firma Martin SA que la hizo muy conocida en Francia, convirtiéndose en un elemento habitual en los hogares franceses.

Más adelante, fue popularizada en toda Europa por una empresa británica con el nombre de La Cafetiere, y por la compañía danesa de vajilla y utensilios Bodum.

La prensa francesa consta de un vaso cilíndrico estrecho generalmente de cristal, equipado con una tapa y un émbolo de metal o plástico que se ajusta firmemente y consta de un alambre fino o un filtro de malla de nylon que se hace descender suavemente sobre el café unos 4 minutos después de su exposición quedando así filtrado y listo para servir.

La simplicidad del mecanismo, su estética y atractivo para elaborarlo directamente en la mesa han conducido a una gran variedad de diseños y modelos de esta cafetera.

Permite obtener un café con mas aceites y un cuerpo único, de manera muy sencilla con el adecuado control de tiempo y temperatura.

Los inconvenientes de esta cafetera pueden considerarse también una ventaja. El café no se conserva caliente demasiado tiempo en estas jarras y además los posos de café siguen en contacto con la bebida por lo que es recomendable servir en un breve periodo después de elaborado.

 Por último para extraer lo mejor del café y lograr una taza limpia en estas cafeteras el café debe ser molido mas grueso que lo habitual. El molido que se suele vender en supermercados es demasiado fino y arrastra mas sedimentos, por lo que es recomendable molerlo en casa o comprarlo en una tienda especializada molido con un ajuste adecuado. Todo beneficios!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *