Cafetera Italiana, espresso doméstico

La historia de la cafetera Moka comenzó en 1933 convirtiéndose en un ícono del diseño industrial del siglo XX. La empresa Bialetti, responsable de la primera patente, continúa fabricando esta cafetera que goza hasta el día de hoy de gran popularidad, particularmente en Europa.

Existen infinidad de modelos y marcas de estas cafeteras alrededor del mundo, normalmente de aluminio o acero inoxidable, todas tienen el mismo funcionamiento.

La cafetera consta de dos cuerpos que se enroscan por la parte central. La parte inferior es el depósito de agua, que tiene una válvula de seguridad por un lado y un filtro en forma de embudo donde se coloca el café. La parte superior es el depósito que recibirá el café preparado. Al hervir el agua, el vapor aumenta la presión dentro del depósito, haciendo que el agua suba por el tubo del filtro a través del café molido extrayendo su esencia y sabor. Al llegar a la parte superior el café sale por una pequeña torre perforada en la punta.

Con un grano adecuado, un molido apropiado y bien preparado (fundamentalmente quitando la cafetera del calor antes de que comience el gorgoteo) la Moka puede preparar una café con cuerpo, buena crema y gran aroma. Es una manera cómoda, rápida y fácil de preparar café con una forma de extracción similar al de una máquina de espresso.

Sin embargo, la presión máxima para la extracción de café que se puede lograr con una cafetera italiana es menor a 2 bares, y un espresso debe realizarse con una presión de extracción de 9 bares, una presión muy diferente que realiza una bebida con buena crema pero distinto sabor que no puede considerarse un verdadero espresso.

Además de diferentes marcas y diseños existen modificaciones a esta cafetera entre las cuales es destacable la Brikka. Fabricada también por la firma Bialetti, incorpora una válvula que actúa como un regulador de presión en la parte superior de la boquilla permitiendo que la presión se acumule en el interior del tanque de agua, de manera similar a una olla a presión. Esto aumenta la presión del agua que fluye a través de los granos de café, y aumenta la temperatura de extracción más allá del punto de ebullición del agua a presión atmosférica.

En España, debido al éxito de las cápsulas de café en todas sus variantes, la empresa de café Marcilla Sara Lee, ha sacado a la venta a fines de 2010 una cápsula especialmente diseñada para la cafetera italiana, con bastante éxito en el mercado.

One thought on “Cafetera Italiana, espresso doméstico”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *