Category Archives: cafe

¿Qué café elegir para tu negocio?

El café que sirves en tu cafetería no es un tema menor, definen en gran parte el perfil de tu negocio. Y aún en un restaurante el café suele ser el punto final de una experiencia gastronómica que puede dejar un mal sabor de boca o conseguir un epílogo sublime.

A grandes rasgos las opciones son:

un café comercial
un café premium o especial que distinga a tu local

La calidad, el precio, máquina, menaje, suministro, aceptación o popularidad de la marca, mantenimiento, y un largo etcétera determinarán cual es la mejor opción.

EspressoEl café mas comercial ofrecido por grandes empresas con mucho volumen de negocio no te ofrecen la mejor calidad pero dan la impresión de facilitar mucho la tarea poniendo a disposición del negocio no sólo el café, sino la máquina, vajilla, servicio técnico, y además una marca que es conocida, aceptada y a veces bien valorada por el público.

Una opción fácil y tentadora que admite variedad y distintas gamas de calidad pero que es mejor repensar cuando lo que se busca es la excelencia.

El precio del café comercial a pesar de su baja calidad no es económico y los contratos todo incluido pueden establecer un consumo mínimo, obligaciones y dependencia con la empresa tostadora que pueden elevar mucho los costos de suministro de café. Ya se sabe que nadie regala nada pero aún así es una opción muy válida considerar el ahorro de una inversión inicial, especialmente cuando se comienza un negocio con todos los gastos que conlleva.

Al tener en cuenta el precio del café sin embargo es importante sopesar la variación del precio del café medido por taza. Apostar por un café de mejor calidad se puede repercutir en el precio sin que éste varíe apenas.

Entre la dependencia absoluta del tostador y la completa independencia existen múltiples opciones que hay que plantearse. La importancia de la calidad, diferenciación y profesionalidad ya dependerá del perfil de negocio, la clientela a la que se apunte, localización de la cafetería, competencia, etc.

Y siempre es primordial considerar el negocio en su conjunto, y la profesionalidad del personal que atienda el negocio es fundamental a la hora del café. No sirve de nada un grano mejor y mas caro si no está bien elaborado y servido. Un café quemado, sobre extraído, con la leche vieja o mal evaporada será un mal café.

Aunque parezca que mucha gente no lo aprecia, un buen café se nota, se agradece y genera clientela. No depende únicamente del grano pero es por supuesto un factor fundamental y determinante. El consumidor está cada vez mas informado y atento a la calidad. Si el café que le ofrecen es peor que el que puede tomarse en su casa o en la oficina pues dejará de ir a la cafetería, la oportunidad de una experiencia agradable y de calidad es lo que le hará repetir.

Mínimamente es importante informarse, probar, preguntar y conocer el producto, para luego maximizar sus ventajas con una correcta elaboración. El café tiene un origen, una trazabilidad, un proceso de tueste, mezcla y envasado. Como sucede con otros muchos casos la industrialización de la cadena puede llevar a mayor homogeneidad, menos carácter, sostenibilidad y frescura del producto. Basta con indagar al menos antes de decidir y elegir la opción mas apropiada.

Por supuesto aspirar a la excelencia y máxima calidad en todos los ámbitos del negocio sería lo óptimo aunque no siempre es fácil. Pero es importante al menos plantearse las opciones menos corrientes para diferenciarse. Estar dispuesto a aprender y mantener un espíritu de superación permanente es la única forma que un negocio crezca.

Laboratorios de café

Los exportadores, importadores y buenos tostadores siempre han contado con su propio laboratorio de café donde se analizan las muestras, se deciden las compras y los perfiles de café que se comercializan.

Estas tareas que correspondían a unos pocos expertos entre los profesionales dedicados al café se han “democratizado” en los últimos años de la mano de tostadores y baristas que siguen ampliando su horizonte profesional, respondiendo así al interés de clientes profesionales y particulares cada vez mas interesados en la trazabilidad y conocimiento de los productos que consumen.

El análisis del café en verde, la cata de café y el estudio de las diferentes posibilidades del espresso y otros métodos de elaboración son las herramientas para innovar, diferenciarse y trabajar un producto de calidad de manera profesional y transparente.

Para distinguirse y dotar de carácter a un establecimiento de café ya no basta con conocer la técnica de elaboración de un correcto espresso, es cada vez mas usual y necesario formarse en las instalaciones del tostador, laboratorios de asociaciones o independientes.
laboratorio-cafe
Pero la rutina de análisis y aprendizaje debe ser constante e involucrar tanto al personal como al cliente. Eso no signfica que sea necesario montar un laboratorio sofisticado ni una gran inversión. Basta con estar dispuesto a apostar por la calidad, analizar permanentemente la materia prima y la forma de trabajo, y tener la voluntad de mejorar siempre.

Los talleres y catas con participación de grupos especiales o dirigidas al público en general son también una forma de educar, interactuar y fidelizar clientes con resultados profesionales y comerciales muy positivos.

Café de especialidad, premium y “gourmet”

Los cafés se clasifican por su calidad y características a efectos de su comercialización. El café es un commodity, pero siempre ha habido y ha crecido especialmente en los últimos años, un mercado de cafés de calidad destacada.

El café es especial cuando alcanza un nivel y unas características únicas que lo distinguen. El café de especialidad representa solo un mínimo porcentaje del café en el mercado, inferior al 5%, y por lo tanto el café convencional tiene una gama de calidad, cuidado y particularidades muy variada.

cafe-cataEl café comercial abarca, desde los peores robustas, la variedad menos consumida (la mas extendida en España), mas amargo y con mas cafeína, hasta cafés muy aceptables, limpios y con matices. A los que alcanzan un nivel notable sin llegar al puntaje necesario para ser considerados de especialidad se le puede denominar válidamente con la palabra premium o superior, indicar su puntuación o características especiales situándolo por encima del nivel general.

¿Qué es entonces el café gourmet? Muchas veces un café premium, en algunos casos un café de especialidad, pero esta palabra se suele utilizar en gastronomía principalmente como etiqueta comercial y lo mismo sucede con el café. Generalmente asociado a una marca u origen particular que goza de prestigio, puede pertenecer realmente a cualquier categoría aunque suele tener precios mucho mas altos. Aunque en ocasiones tira mas de su fama que de sus virtudes es cierto que las leyes básicas de la economía, oferta y demanda, son las que establecen los precios de mercado. Y cuando el origen es el que define su calidad, la producción puede ser mayor o menor de un año a otro pero está claro que no podrá en ningún caso multiplicarse, como es le caso por ejemplo de un café Jamaica Blue Mountain.

Para identificar la calidad o características de un café es necesario contar con una mínima información sobre el grano, un seguimiento de su trazabilidad. Cuando un envase o vendedor nos proporcione datos de origen, proceso, tueste, etc., mas probablemente nos acerquemos a un nivel de calidad certero que se verá reflejado en el sabor.

En cambio cuando el paquete no haga ninguna mención al café que contiene o se quede en una descripción del tipo “granos cuidadosamente seleccionados de las mejores regiones productoras” es natural desconfiar. Estos cafés suelen ser planos, bastante amargos, comercializados en mezclas de muchos granos diferentes de distintos orígenes, hasta lograr un sabor bastante anodino que no se verá afectado a lo largo del tiempo por cambios que puedan obedecer a situaciones de abastecimiento.

café-verdePara determinar las condiciones de un café expertos catadores evalúan las características físicas del grano verde, la existencia de defectos, y las cualidades de la “taza”. La calidad del grano influye buena parte de la calidad de la infusión ya que los defectos generan sabores desagradables. Un clima y suelo ideal para el cultivo junto a un esmerado cuidado y clasificación en todas las etapas de producción serán imprescindibles para lograr que un grano destaque.

El segmento de especialidad ha experimentado un importante y rápido crecimiento dentro de la industria del café en los últimos años. Se refiere al café de excelente calidad que obtiene una calificación de 80 puntos o mas en una escala de 100 otorgado por catadores profesionales, y que se distingue por su aroma, sabor, personalidad, carácter distintivo y ausencia de defectos.

Pero para que el esfuerzo dedicado un grano que ha aspirado a la perfección llegue a la taza otros factores serán también determinantes. Sus cualidades dependerán del almacenamiento, tueste y elaboración del café.

 

La emancipación del espresso

La “receta” del café espresso corresponde a una fórmula en la que hasta hace poco estaban perfectamente identificados y normados los pasos a seguir: molido, dosificación, presión y extracción. Salirse unos gramos o variar unos segundos simplemente no era correcto.

Hoy en día, aunque lamentablemente la mayoría de los espressos todavía no se elabora siguiendo ese protocolo, la bebida ha avanzado entre los profesionales mas curiosos y entendidos transgrediendo las normas, especialmente la que hace referencia los 7 gramos de café molido necesarios.

Muchos baristas utilizan mas o bastante mas café, que no se traduce necesariamente en una bebida mas fuerte o amarga sino en un sabor mas rico y complejo cuando el grano utilizado es fresco y de calidad.

Desde el conocimiento, el espresso ha madurado dejando de ser solo un tiro rápido de café, popular y apreciado internacionalmente, para convertirse en una bebida rica en aroma y sabor a partir de la cual es posible crear.

En el pasado Campeonato Mundial Barista celebrado hace unas semanas en Melbourne se han podido ver las últimísimas tendencias alrededor del espresso. Entre todas las presentaciones la del australiano Matthew Perger ha sido la mas original y arriesgada en lo que se refiere a la clásica elaboración de este café por su particular preparación y singular bebida de especialidad sólo a base de espresso, es interesante verla: WBC 2013 Finals: Matthew Perger, 2nd Place

Wilfa, precisión en busca de la perfección

Wilfa, compañía nórdica de electrodomésticos presentó su nueva cafetera de filtro automática que no pretender ser solo una mas. Conocedora del gusto escandinavo por el café, la empresa trabajó durante dos años junto al campeón e influyente barista noruego Tim Wendelboe en la realización del modelo Svart Presisjon, capaz de controlar el proceso de elaboración de forma eficiente.

Una temperatura óptima constante puede parecer un requerimiento sencillo pero la realidad es que la mayoría de las cafeteras del mercado no llegan a los 93-94 grados de temperatura idónea. El flujo y la temperatura del agua son las variables que manejan deficientemente la mayoría de cafeteras eléctricas y que han motivado el resurgimiento de los métodos de filtrado manual en los últimos años, que garantizan un control total de la elaboración.

La cafetera Wilfa, con un cuidado diseño contemporáneo cumple así su objetivo de permitir una elaboración automática con control del flujo de agua a la temperatura adecuada permitiendo un excelente café filtrado que dependerá ya de otras variables como la calidad del café, el agua, el molido.

Unos 300 € es lo que cuesta la cafetera, cara, pero sólida y elegante, similar al precio de otros modelos de goteo que apuestan por la calidad.

Aquí un video con el sencillo funcionamiento de la cafetera: http://youtu.be/iiQsZySnxtc

Terroir, del vino al café

El término francés Terroir se utiliza para designar el conjunto de características especiales del entorno local que ha contribuido al desarrollo de un producto agrícola único. La suma de cualidades geológicas, geográficas, ambientales y genéticas, debe poseer asimismo una dimensión cultural que refleje el ámbito humano de producción.

El concepto ha cruzado otras denominaciones de origen protegidas como forma de una indicación geográfica. El concepto de terroir está en la base de la Denominación de vino francés de origen controlado (AOC), sistema que ha servido de modelo para las leyes de denominación de origen de todo el mundo.

terroir en el caféEl crecimiento en importancia de los cafés de calidad y el reconocimiento de cafés especiales ha despertado el interés por evolucionar en el sentido en que lo ha hecho el vino, muy por delante en investigación y tecnología.

Sin embargo el proceso ha tomado buen ritmo en los últimos años. Si hasta hace poco los cafés siempre se mezclaban para adaptarse a un gusto generalizado homogéneo, últimamente hay un interés creciente por la variedad y las diferencias regionales, clásica de la vitivinicultura (aunque paradójicamente existe una tendencia actual de exitosos vinos divorciados de características regionales).

Hablar de terroir en el café se refiere a la trazabilidad del grano. La gran diversidad de la producción contemporánea, ofrece una gran cantidad de suelos y una amplia variedad de situaciones.

Existen nombres bastante generalizados que no se refieren a una realidad territorial estrictamente definida sino mas bien a una calidad de exportación, como el café Sidamo o Harar de Etiopía, y que han dado lugar a una pérdida de diversidad.

En otros casos, las regiones abarcan grandes extensiones con diferentes suelos y formas de producción. En estos casos la diversidad se diluye en un nombre, y la noción de terroir identificaría diferentes cafés de esta región y sus características.

Además una diferencia importante respecto al terroir de los vinos es que la trazabilidad se extiende mas allá del punto de producción, ya que desde origen no se entrega un producto acabado. El tueste se hace en la mayoría de los casos en los lugares de consumo y el tostador no siempre están en contacto con la producción local. El trabajo de los intermediarios entre estos dos actores y el interés del propio tostador es importante para el surgimiento de cafés con personalidad de origen.

Por esta razón la noción de terroir es muy difícil de implementar para el café, requiere de una cooperación estrecha entre diferentes partes que poco a poco se hace realidad aunque no de manera generalizada y en general de mano de la iniciativa privada.

Pero el café ha evolucionado en distintas fincas de todo el mundo para satisfacer las demandas de un consumidor refinado y maduro, que forma parte de una minoría, pero que en algunos países crece a buen ritmo.

Clover, el café mas innovador de Starbucks

No es la última novedad de Starbucks y prácticamente no se encuentra fuera de Estados Unidos. La mas notoria propuesta de la empresa este 2012 ha sido la comercialización de sus cápsulas Verisimo, pero es dificil considerar a esta altura un café en cápsulas producto innovador. Anteriormente ha sido el gran lanzamiento de VIA que aún habiendo logrado una cierta calidad sigue siendo un café instantáneo a precio de buen grano.

El sistema de elaboración Clover en cambio supone una innovación en la elaboración y la oferta de café.

La máquina comenzó a comercializarse en 2007, con considerable aceptación entre tiendas especializadas de café en Estados Unidos a pesar de su altísimo precio, unos 10000 dólares, hasta que Howard Schultz probó uno de sus cafés y en 2008 Starbucks compró la compañía encargada de su diseño y fabricación. Así Clover pasó a formar parte exclusiva de sus mas emblemáticas tiendas.

El proceso de elaboración de esta cafetera utiliza una tecnología especial de vacío que permite obtener sabores complejos, ricos y distintivos de algunos cafés de forma totalmente automatizada, a través de un método de preparación muy visual de una taza.

El sistema combina el sabor profundo de una prensa francesa con la claridad y el proceso de una cafetera de vacío. Se trata esencialmente de un sifón mecanizado donde el café, el agua, la temperatura y el tiempo se establecen con precisión. Pretende mantener las notas mas singulares de los granos en un aparato muy consistente y simple.

Todo está automatizado, solo hay que colocar el café molido y la taza debajo de la máquina, y luego quitar los posos de café. La interfaz permite una gran flexibilidad, es rápida, fácil, simple, y tiene un acabado atractivo cuando, la plataforma se levanta empujando los restos de café a la superficie. A medida que ascienden, el vacío separa el líquido de los posos, absorviendo el café preparado a través de un filtro de acero inoxidable en las profundidades ocultas de la máquina.

Teniendo en cuenta seis variables que determinan al sabor del café: elección de grano, molido, dosis de café, tiempo de preparación, temperatura y cantidad de agua, esta cafetera puede regular con precisión los tres últimos. Permite una gestión mas confiable que la elaboración manual, que depende casi exclusivamente del barista, y al mismo tiempo anima a explorar los matices de diferentes granos, con un sistema que destaca sus sutilezas, permitiendo con la ayuda de la tecnología aplicar diferentes parámetros a cada grano.

Pero no todos los cafés de la carta se ofrecen con este método, solo algunos cafés notables en cantidades limitadas se ofrecen exclusivamente a través del sistema Clover, a un precio generalmente mas caro que la media. Café especial made in Starbucks.

Cata de café espresso

Las catas están de moda y reflejan el interés de los consumidores en conocer mas acerca de los productos de consumo tradicional, conocimiento que conlleva una mejor apreciación del producto, una actitud crítica y finalmente el interés por una mejor calidad del alimento o bebida.

Las catas mas populares han sido de vino pero poco a poco se abren paso las catas de cerveza, té, ginebra, aceite, queso, chocolate, o por supuesto de café.

Una cata de café no tiene porque ser para eruditos, puede ser mas o menos formal y es accesible de realizar en una cafeterías o tiendas de café. Sin embargo las degustaciones y catas llevadas a cabo por pequeños comercios son todavía poco usuales.

Estos pequeños eventos sirven para poner en evidencia de cara a los clientes un genuino afecto por el producto con el que se trabaja, un conocimiento del café que sus concurrentes desconocían, un deseo de interacción con los clientes y un interés por sus opiniones y valoraciones, de la que se puede obtener además bastante provecho. Una oportunidad para educar y fidelizar al cliente en beneficio de la calidad del café y también del negocio.

Una cata a la brasileña de distintos cafés puede ser atractiva para algunos grupos, pero también se pueden hacer degustaciones de café por distintos métodos de extracción, consejos y “secretos” de elaboración, y especialmente catas de café espresso que suelen resultar mas llamativas.

café espressoUna cata de café espresso con granos de distintas variedades, orígenes, tuestes, dosis, tiempos de extracción, etc., puede requerir mas de una convocatoria y es que las posibilidades de análisis del café espresso son amplísimas.

Contrariamente a la cata a la brasileña, en que se cata una variedad de café en grano, aquí se cata una bebida, un café terminado, el que normalmente se sirve al cliente, un equilibrio de aroma, sabor, cuerpo y textura que se basa no solo en el grano y el tueste sino muy especialmente en la elaboración del espresso por parte del barista.

Por lo tanto, si bien es posible aplicar los mismos criterios de interpretación que en la cata tradicional, estos serán determinados por nuevos factores basados en la preparación del café.

Además de los tradicionales parámetros, aroma, acidez, astringencia, cuerpo, sabor, retrogusto y las infinitas características que se puede encontrar en un café, en el espresso juega un papel fundamental la crema del café. La crema se produce al pasar el agua caliente a presión por el café. En los escasos 25 segundos de elaboración partículas coloidales, grasas y aceites del café, producen la crema del café que se aprecia en la taza.

La crema es parte insustituible del espresso, del atractivo visual, donde se concentran los aromas, la sensación en boca, el sabor y el regusto del café. Su textura, color y persistencia determinará su calidad. Una crema compacta, homogénea, persistente, de color marrón rojizo nos dirá mucho del café y su correcta elaboración.

El espresso puede catarse con o sin azúcar, manteniendo las mismas proporciones entre distintos cafés. Asimismo una cata de espresso permite introducir a su mejor y mas frecuente acompañante, la leche, y especialmente la leche vaporizada convertida en crema o leche espumada.

Es decir, no hay fórmulas ni un único camino para educar el paladar cafetero, pero es necesario interesar a los clientes para que aprecien el valor de un café de calidad bien elaborado, y las catas ofrecen una posibilidad de contraste que permite distinguir las cualidades de un buen producto de forma sencilla y concluyente.

¿Cómo comprar café verde?

El café verde es el que aún no se ha tostado para su consumo. Los tostadores compran los granos verdes, procesados en origen, y los tuestan para comercializarlos bajo su marca.

El tueste determina el carácter de un café y puede potenciar determinados aspectos de cada grano para obtener un determinado perfil que se logra generalmente de la mezcla de varios cafés en un blend que se convierte en “receta” de empresa.

Pero también se puede tostar el café de forma doméstica como se hacía antiguamente o con equipos modernos especialmente diseñados para ello. Esta tendencia que empieza a crecer en los últimos años entre los apasionados del café ha llevado a la comercialización de granos de café verde en pequeñas cantidades para el consumo doméstico.

¿Por qué tostar los granos de café en casa?

El tueste es un arte, es cierto, un maestro tostador con una tostadora profesional será capaz de obtener el máximo potencial de un grano de café. Sin embargo tostar el propio café tiene importantes ventajas.

En primer lugar contar siempre con café fresco. El café una vez tostado se deteriora rápidamente, al tostar pequeñas cantidades disfrutaremos siempre todas las ventajas de un café nuevo.

También nos permitirá elegir el perfil de tueste. No es fácil las primeras veces pero poco a poco iremos dominando la técnica y adecuándola a cada grano. El tostado que se comercializa suele ser, en general, bastante oscuro y al probar con granos menos tostados descubriremos perfiles de sabor a veces mas adecuados para determinados sistemas de elaboración.

Por último puede ser muy fácil, y nos permitirá aprender, explorar, descubrir, y por lo general consumir mejor café de forma mas económica. En ocasiones el café verde se puede encontrar a un mejor precio y además estos granos pueden conservarse entre uno y dos años en buen estado por lo que también se pueden adquirir cantidades mas grandes de café, resultando mas económico.

¿Dónde comprar?

Existen algunas tiendas de café que comienzan a ofrecer granos de café sin tostar, se encuentra fácilmente en internet y también es recomendable consultar en nuestra tienda de café o tostador cercano.

Aspectos a tener en cuenta

Los granos de café provienen de distintas regiones del mundo. Cada origen suele tener un perfil que es importante tener en cuenta a la hora de elegir el café. El café debe provenir de al misma zona, variedad y lote. A la vista debe ser uniforme en forma, tamaño y color. Los granos del mismo tamaño se tuestan de manera más homogénea, de otro modo los mas pequeños pueden tostarse más rápido afectando el sabor general. Diferentes colores pueden indicar posibles problemas de secado y distintas formas pueden significar diferentes variedades de café.

Al olfato defectos tales como excesiva fermentación o daño por humo pueden ser mas fácilmente detectados en los granos de café verde que en los granos tostados.

Al tacto los granos no deben ser flexibles ni muy frágiles. En el primer caso puede indicar que no han sido secados adecuadamente y es muy probable que se pongan mohosos, mientras que los granos frágiles o quebradizos se han secado demasiado tiempo o a demasiada temperatura.

El proceso, el método de secado influyen en el resultado del café. Los cafés arábicas lavados deben ser uniformes y brillantes, los naturales pueden tener un tono marrón por llevar adherida la piel de plata y esto no suele considerarse un defecto. La calidad del café se mostrará en la taza pero muchos defectos se puede observar visualmente. Cafés blancuzcos de bordes difuminados o marrones apagados, moteados, picados, rotos, etc.

Todos los pasos del café desde su cultivo en la planta son importantes para garantizar una buena taza, de esto se trata la trazabilidad a la que se le otorga cada vez mas importancia aunque todavía suele olvidarse en relación al café.

Para conocer como un grano fue cultivado, procesado, transportado, conservado, etc. podemos consultar a nuestro proveedor o tienda de café. Además de informarnos, valorar y aprender nos permitirá conocer la implicación del vendedor en su producto, una referencia esencial a tener en cuenta.

Disfrutar un cafe en casa

Las posibilidades del café son tan amplias como momentos existen para disfrutarlo.

Ningún café es el mas adecuado siempre. Un café cargado con leche para el desayuno o un café solo filtrado limpio y aromático al despertar es simplemente cuestión de gustos. ¿Qué tal un espresso a media mañana o después del almuerzo? ¿y un cappuccino por la tarde?

Y tampoco se trata exclusivamente del método de elaboración, la calidad y el sabor del café también está determinada por los granos elegidos.¿Preferimos un café suave o un sabor más robusto? ¿Sabemos apreciar, por ejemplo, una acidez marcada en un buen café? ¿Conocemos el origen de los granos que compramos? Si se trata de un café envasado probablemente sea una mezcla de distintos orígenes y variedades de café aunque casi siempre desconocida en calidad y proporciones. ¿Y el tipo de tueste? Mas allá de los clásicos, torrefacto, natural o mezcla existe un abanico de posibilidades que decide el tostador y le otorga el definitivo perfil a la bebida.

Un mínimo de interés puede cambiar nuestra forma de beber café, puede pasar de rutina a momento de disfrute y deleite, convertirse en una posibilidad de crear, un lujo sencillo y asequible capaz de infinitas formas.

Las cápsulas han conseguido transmitir la idea del café como experiencia sensorial con variados matices, y su gran éxito demuestra que hay un gran público con ganas de ir mas allá del clásico café al que estábamos acostumbrados.

El que se quiera aventurar por sí mismo solo necesita seguir unas reglas básicas para hacer un café exquisito.

Materia prima: El grano elegido será por supuesto el que determine el sabor. El café es una bebida muy rica y compleja. Sin embargo los cafés comerciales con gran proporción de robustas y granos de mala calidad, tostados con azúcar y almacenados durante meses no nos dejarán jamás esa impresión.

Un buen café nunca será torrefacto, debe ser preferentemente arábica de buena calidad tostado natural y siempre fresco.

Es cierto que comprar este tipo de café tiene dos inconvenientes: no se encuentra fácilmente en supermercados y suele ser mas caro que el comercial.
Sin embargo visitar una tienda especializada puede ser un placentero descubrimiento y  sino actualmente es fácil comprar por teléfono o internet en las mejores tiendas o tostadores de España, e incluso de Europa, muy cómodamente.
Respecto al precio, suele ser mas económico que el café en cápsulas y hay mucha variedad de calidad y de precios. Un café especial tiene mucha gente y mucho mimo detrás, como un buen vino o un gran queso, sin embargo salvo en contados y muy particulares casos, ese esfuerzo está mucho menos reconocido.

Conservación y molido: El moler el café en casa nos aporta dos grandes ventajas, un café mas fresco y un molido adecuado.
El café pierde sus propiedades rápidamente y una vez abierto el envase esa degradación se acelera por efecto del oxígeno, la luz, la humedad, el calor. Es fácil comprender que en el caso del café molido ese proceso se multiplica exponencialmente al encontrarse mucho mas expuesto. Es importante conservar el café en un envase adecuado, fresco y alejado de la luz, y sí, mejor en grano.

Además cada método de elaboración requiere un punto de molienda, un café con un molido demasiado grueso se extraerá demasiado rápido y con un molido muy fino puede caer mas lento que lo adecuado. Aún cuando en una tienda de café es posible elegir el punto de molienda para una determinada cafetera, el aroma que inundará la cocina al moler nuestro propio café, justifica una pequeña inversión.

Cuidado en la elaboración: Existen muchos métodos de preparación, pero mas allá del elegido lo importante es prestar atención a las proporciones de café y agua, a la calidad y temperatura del agua y a los tiempos de extracción.
Cada método tiene su procedimiento, sus trucos, la elaboración puede convertirse en arte y en un espacio para la creatividad.

Podemos encontrar un método adecuado a un tipo de café, preferir una elaboración distinta para otro. Animarse a probar nos abrirá un mundo. Cambiar de café, de cafetera, decidirse por menos azúcar o menos leche, disfrutar de esta bebida nos hará regocijarnos aún mas en esos cotidianos y grandes momentos que elegimos acompañar con un café.