Un clásico del diseño para un café superior

La cafetera Chemex fue inventada por el químico Peter J. Schlumbohm, miembro del movimiento Bauhaus, en 1941, pero hoy en día no solo mantiene su vigencia sino que es considerada una de las mejores cafeteras de filtro y un modelo de diseño.

Se trata de una única y elegante pieza de vidrio resistente al calor con forma de reloj de arena. El modelo tradicional, en diferentes tamaños, lleva un collar de madera pulida con una corbata de cuero que sirve como mango alrededor de la mitad de la cafetera. Una perfecta combinación de diseño y función.

Chemex se encuentra en las colecciones permanentes del MOMA de New York, y el Smithsonian y fue seleccionado por el Instituto de Tecnología de Illinois como uno de los 100 mejores productos de diseño de los tiempos modernos.

La cafetera se utiliza junto a sus especiales filtros de grueso papel, que quitan los sedimentos más finos y los aceites y grasas indeseables que hacen amargo el café, permitiendo al mismo tiempo la justa velocidad de filtración para obtener el mejor sabor. La aplicación de las técnicas utilizadas para asegurar la pureza de laboratorio, se dispusieron en esta cafetera.

Sin partes móviles, sin electricidad, sin plastico, solo vidrio, papel filtro, café y agua, para los puristas más exigentes.

2 thoughts on “Un clásico del diseño para un café superior”

  1. Yo las he visto a la venta en cafeterías especializadas. En Madrid Toma Café, y en Oviedo en el Café Paraíso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *