Earl Grey, perfecta sintonía

El éxito de este clásico se debe a una conseguida combinación de té negro y aceite de bergamota. Contrario a otras mezclas o tés aromatizados en este té no se pierde sino que se afirma el sabor del té negro mientras la bergamota le otorga a la infusión un toque exótico, cítrico y floral distintivo.

La historia de este té tiene distintas versiones pero debe su nombre a un primer ministro inglés Earl (título nobiliario) Charles Grey. El suceso de este té que utilizaba la familia Grey llevó a su comercialización por las firmas Twinings y Jacksons of Piccadilly alrededor de 1830, hasta convertirse en el preferido de los británicos incluso por delante del english breakfast.

La bergamota es un cítrico cultivado especialmente en Calabria, Italia. El aceite esencial de esta fruta, que se extrae de la corteza en ocasiones se sustituye por sucedáneos o cítricos similares de otros orígenes de menor calidad.

Originalmente el té negro era de China, aunque actualmente es mas frecuente la utilización de tés de Sri Lanka o India. Ultimamente es posible encontrar earl grey con bases de té menos tradicionales. El Darjeeling para lograr un té mas delicado y perfumado, el té verde, e incluso existe un rooibos earl grey.

Existen infinidad de variaciones de este té que incluyen ingredientes tales como jazmín, lavanda, pétalos de rosa, variedad de cítricos y hierbas. También se utiliza como saborizante para muchos tipos de tartas y dulces, chocolates, y originales salsas.

Una opción deliciosa siempre en perfecta sitonía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *