El café de cápsulas aprueba examen de calidad

A pesar del éxito espectacular del café en cápsulas y demás sitemas monodosis en los últimos años, el sistema tiene sus detractores y cierta resistencia entre los apasionados del café.

Las razones son variadas pero por sobre todo existe cierto recelo respecto a la calidad del café. Debido a la variedad de marcas y diseño de monodosis, cada sistema genera sus propias críticas pero pueden generalizarse en inseguridad respecto a la procedencia y calidad del café, y la frescura del grano molido encapsulado durante meses.

Además, esta forma de preparar café está limitada por la cantidad y variedad de cafés ofrecida por la misma marca.

Por último, no menos importante, el sistema: práctico, limpio y fácil, no permite participar en la elaboración, oler el grano, controlar o regular ningún aspecto del proceso (excepto la calidad y cantidad de agua), lo que justamente es una ventaja para la mayoría pero que una minoría exquisita prefiere no aceptar.

Otras objeciones se refieren al precio de las cápsulas, o la producción de residuos, etc.

El pasado abril, la mundialmente prestigiosa guia de café, Coffee Review, crítica de café gourmet ha publicado un examen sobre la calidad de las principales cápsulas de café monodosis. Se han “catado” cinco marcas y todas han salido airosas. Para evaluar los cafés utilizan una escala del 50 al 100 a los que se llegan mediante la clasificando de cada café en 5 categorías: aroma, acidez, cuerpo, sabor y regusto, y otorgando de 1 a 10 puntos en cada una de ellas.

sistema keuringLas dos primeras Keuring y Bunn se comercializan especialmente en Estados Unidos. Keuring es el sistema que controla el 80% del mercado de las cafeteras monodosis en en ese país y produce una café mas similar al café de filtro, al gusto americano. De doce cafés K-Cup probados el puntaje mas alto ha sido 89 y el mas bajo 84 (promedio 87). Bunn comercializa un tipo de cápsula genérica y trabaja con diferentes cafés pero en este caso el promedio ha estado en 80 puntos.

La siguiente marca analizada es Nespresso de Nestle. Lo consideran un café al gusto europeo, fuerte y pequeño, y por lo tanto distinto a lo que los americanos suelen tomar, razón por la cual a lo mejor la empresa no ha tenido en norteamérica el éxito que logró en otros países. De hecho en la prueba entre 6 cafés probados han catado los 3 “lungos” (la opción de porción mas grande) que ofrece la firma. La crítica encuentra los tres lungos agradables y distintivos con notas brillantes y afrutadas. Le otorgan un 89 de calificación al “Finezzo” de tonos florales, y un 85 al Fortissio, de tonos mas pesados con sus notas de chocolate, y fruta ligeramente fermentada. Finalmente recomienda a aquellos interesados ​​en probar una inusual mezcla de toda la India, el Indriya, (87 puntos) una hábil mezcla de robusta lavado. El puntaje promedio sobre seis cápsulas probadas es de 87 puntos.

Respecto a Senseo de Sara Lee, con una gama limitada, aunque cuidadosamente distribuida de opciones, consideran la calidad y el carácter de estas mezclas decente, pero no impresionante. Muy por encima de los cafés de supermercados, pero no mejor que la mayoría de la ofertas de café en grano que puede encontrarse en las grandes tiendas. De siete cafés Senseo probados la puntuación es la siguiente: Alto 85, bajo 76, promedio 81.

Por último analizan el sistema Tassimo de Kraft para cafeteras Bosch, las mas teconógicamente sofisticadas que permiten elaborar gran variedad de bebidas. Respecto a la calidad del café probado lo consideran inferior a sus competidores Nespresso y Keurig, con la excepción de los discos T Starbucks (85 a 87 puntos). Sin embargo, la gran noticia en el mercado es la alianza entre Green Mountain, el café utilizado por el sistema Keuring, y Starbucks, por lo que sus cápsulas han sido reemplazadas por la marca Gevalia. Entre diez discos probados, pero incluyendo los de Starbucks el promedio fue de 84 puntos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *