El té, saludable placer

El té ha sido utilizado durante siglos con fines medicinales. Son indiscutibles sus cualidades y efectos positivos para el organismo que varían en función de las características del té, y esto es parte de su éxito y permanencia a través de los siglos.

Pero el té es sobre todo una bebida fascinante, cambiante y exquisita en sus infinitas posibilidades. El abuso al que se recurre con mucha frecuencia ultimamente en la exaltación de determinados beneficios del té buscando convertirlo en una bebida de moda no lo dignifica y no lo comprende.

El té es una costumbre sana, una bebida natural, sin aditivos, ni conservantes, importante fuente de antioxidantes, con innumerables propiedades y beneficios sobre el cuerpo humano.

Pero pensar además en su relación con siglos de historia y cultura, conocer su origen, cuidada recolección y producción, el viaje de las hojas de Camelia Sinesis hasta nuestra taza, o distinguir la variedad de sabores y matices, sobran per se para apreciar y disfrutar lo que puede ofrecer una taza de buen té.

Claro que es positivo promover los beneficios del té y promocionar que la gente lo beba. Existen numerosos estudios que se centran en las ventajas del té para la salud, para el bienestar y como complemento de dietas y otros tratamientos. No tiene nada de malo, todo lo contrario promocionar sus cualidades, pero el que lo beba por litros como elixir de la juventud o tónico quemagrasas dificilmente consiga disfrutarlo como realmente se merece y hasta es posible que luego de un tiempo se sienta decepcionado si no consigue sus objetivos.

El té verde vive un importante auge en Occidente desde hace varios años relacionado especialmente a su alto contenido de antioxidantes y bajo nivel de teína, pero las virtudes “quema grasas” primero atribuidas al té oolong y que rápidamente se extienden a todos los tés, no están comprobadas científicamente, aunque existen pruebas de laboratorio con resultados positivos y varias investigaciones referentes al tema.

El té es una bebida sana, maravillosa, deliciosa y con infinidad de variantes, por supuesto no engorda y tiene múltiples propiedades, mas que sufuciente para disfrutarlo, sin mas excusas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *