Honduras se hace un sitio en el mundo del cafe de especialidad

El café ocupa un papel importante en la economía del país y representa una forma de vida para más de 100000 familias que se benefician directamente de la producción. El grano es cultivado en las zonas altas de 15 de los 18 departamentos en los que está organizado y cuenta con los mejores factores medioambientales para producir un producto excepcional: la riqueza del suelo, la altitud y el clima.

Sin embargo el café hondureño ha estado ausente de los primeros lugares del mercado de la especialidad hasta hace muy poco.

Sus vecinos, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, cuentan con una producción sofisticada. Pero Honduras, aún ocupando el segundo lugar en producción de centroamérica, ya sea por cuestiones políticas, económicas o un enfoque en la venta de café comercial, históricamente no ha invertido en infraestructura y producción. No se ha hecho hincapié en la calidad y buenos cafés se han vendido al mismo precio que otros regulares o incluso se han introducido de contrabando a Guatemala para venderse con su nombre.

Sin un precio superior por calidad no hay incentivo para incurrir en el gasto adicional que supone un cultivo, recolección, proceso, clasificación, transporte y almacenamiento cuidados para desarrollar todo el potencial del café. Así el grano termina convirtiéndose en un café suave, bueno pero sin características específicas ni notas destacadas. Casi todo es arábica aunque el cultivo de robusta no está prohibido como en otros países.

Honduras, al igual que otros orígenes, no tiene características definidas que puedan generalizarse para todas las variedades de café que se cultivan en distintas regiones del país. En general se encuentra una acidez mas baja y mayor dulzura en sus cafés comparado al de otros países centroamericanos.

La mayor región de cultivo es Santa Bárbara, y también son importantes las zonas productoras de Copán, Ocotepeque, Lempira, La Paz y El Paraíso en el Sur. Al café cultivado entre 1500 y 2000 metros se le otorga la denominación: “estrictamente altura“. Con unas condiciones naturales tan favorables, alrededor del 90% del café cultivado bajo sombra diversificada, de a poco Honduras busca mejorar la calidad de su café y hacerse un nombre en el mundo del café gourmet.

El Instituto Hondureño del Café participa de esta tarea de promoción y divulgación. Por octava vez Honduras participa este año de la Taza de Excelencia, una competencia internacional de cafés con el propósito de mostrar a especialistas y consumidores locales e internacionales los mejores cafés especiales y obtener así precios diferenciados.

El pasado abril el sector se ha llevado una gran alegría al enterarse que dos muestras de café hondureño fueron seleccionadas entre los 10 mejores cafés especiales en Estados Unidos dentro del evento anual organizado por la Asociación Americana de Cafés Especiales, de reconocimiento mundial en el mundo del café y que también implica un aumento significativo de los precios a las fincas cuyos granos fueron seleccionados, tal como le sucedió el año pasado al café peruano Tunki.

Los cafés seleccionados provienen de la finca San Vicente en Santa Bárbara y de la finca Los Manzanos en el municipio de Santiago de Puringla, dentro de la zona delimitada como Denominación de Origen Marcala, en el departamento de la Paz, y este último café aunque no obtuvo el mayor puntaje fue elegido ganador por el público. El año pasado también un café de Marcala quedó entre los primeros puestos en la misma competencia.

Estos reconocimientos que premian el esfuerzo de un pequeño grupo de caficultores, también suele generar un interés por parte de compradores y entendidos en el país, interés que éste debe aprovechar para trascender fronteras y lograr un reconocimiento generalizado hacia su café que con esfuerzo, inversión y educación puede convertirse en un excelente café.

One thought on “Honduras se hace un sitio en el mundo del cafe de especialidad”

  1. produscamos cafe de calidad para que los precios de nuestro cafe se mantengan altos, esto producira el crecimiento y desarrollo de nuestras comunidades. Santiago Puringla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *