cafe espresso

La Marzocco, sueño de un barista

Fabricante italiano de máquinas de café espresso desde 1927, sus equipos hechos a mano en Florencia son considerados productos de alta gama y se utilizan en tiendas de cafe de especialidad en todo el mundo.

La introducción de la tecnología de doble caldera en 1970 que aún siguen utilizando sus máquinas, supuso un salto clave para la elaboración de un café de calidad. Este sistema utiliza calderas independietes una para el agua caliente y vapor, y otra para la extracción de café. Diseñadas para trabajar en forma simultánea, aseguran una notable potencia de vapor, manteniendo niveles óptimos de temperatura de suministro gracias a un termostato de precisión.

Siempre de la mano del barista, la compañía ha introducido permanentemente detalles en sus equipos en la búsqueda de la calidad final de la taza. Cada máquina se hace especialmente y expresa la mayor fiabilidad. También realizan diseños exclusivos para cafeterías a pedido.

Entre principios y mediados de los 90, Starbucks comenzó a comprar sus máquinas hasta convertirse en su proveedor exclusivo. Con el ingreso de capitales norteamericanos en los años siguientes se produjo una mayor expansión de la compañía que sin embargo no perdió su sello tradicional, los nuevos propietarios se comprometieron a mantener la producción local y a mantener la calidad de los productos. La Marzocco cuenta con más de 45 empleados y produce máquinas de café y molinos que se exportan a 60 países.

En 2007 La Marzocco sacó al mercado estadounidense, la máquina GS/3, que cuenta con los elementos y la calidad de una máquina profesional pero de tamaño individual, para uso doméstico de los verdaderos aficionados del espresso (su precio ronda los 5500 €), pero con el suficiente poder y rendimiento para muchas aplicaciones comerciales.

Para el otoño de 2010 se prevé el lanzamiento de su nueva máquina Strada que promete un nuevo tipo de control de presión, uno de los parámetros determinantes para la elaboración del café espresso.

One thought on “La Marzocco, sueño de un barista”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *