tostador

La relación entre cafetería y tostador

En el éxito de una cafetería influyen el ambiente, el servicio, la ubicación, la variedad de la carta y por supuesto su calidad. La oferta es cada vez mas amplia y el público mas conocedor y exigente. El auge de las cafeterías de especialidad es una consecuencia de esta tendencia, pero no todas las cafeterías tienen porque tostar su propio café ni ofrecer en sus cartas variedades de origen o tostado.

El suministro de café tostado y el café son dos empresas muy diferentes y requieren diferentes habilidades, lo que una buena cafetería nunca debe perder de vista es la importancia de ofrecer café de alta calidad, preparado y servido correctamente.

En la elección de un tostador de café suele ser importante la experiencia y sobretodo la pasión. Un buen tostador debe ser entusiasta con su propio abastecimiento de café verde y proporcionar alta calidad de café tostado.

Por lo general es recomendable buscar un tostador a nivel local que nos permitirá contar con cafés más frescos. El café es un producto perecedero y una vez tostado se mantendrá fresco durante aproximadamente dos semanas. Como cliente es importante conocer la fecha de tostado (no una fecha de caducidad). El embalaje es importante, los envases herméticos sellados al calor con una válvula de una vía en el paquete permiten la salida de gases sin permitir que entre oxígeno, enemigo del café.

El tostador de café recién tostado suele entregar cada semana. Si su proveedor insiste en que el producto se mantendrá fresco durante mucho tiempo, o recomienda almacenar el café en un congelador o refrigerador, seguramente no tiene conocimiento sobre el café de especialidad y no ayudará a diferenciar su negocio.

Es importante también realizar una visita al tostador para verificar la organización y limpieza de las instalaciones y organizar una sesión de catación con el maestro tostador para evaluar los cafés y los diferentes tostados.

Conocer la relación del tostador con los productores e importadores, su interés por los cultivos del café, también nos indicará el grado de compromiso con su trabajo.

Una tostadora debe ofrecer un buen consejo de equipamiento para satisfacer sus necesidades como cafetería aún cuando no se dedique a venderlos y ofreciendo una lista suficiente para ajustar a un presupuesto y menú. Muchos tostadores también ofrecen capacitación. La formación es clave ya que comprar el café de la calidad más alta disponible sin el personal adecuado puede significar una mala taza.

Así y todo, muchas veces una cafetería seleccionará un café tostado importado de otra zona o país. Esto suele suceder por varias razones, tal vez porque no haya un tostador de calidad en la zona o porque la marca elegida es conocida y el titular de la cafetería o restaurante prentende obtener prestigio con el reconocimiento de su nombre. Esto puede ser cierto, sin embargo, hay que tener siempre especial cuidado en comprar café fresco y en grano para garantizar la calidad del producto ofrecido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *