cena cafe

La última impresión de cualquier gran comida

Tradicionalmente el café ha sido una opción infaltable en cualquier restaurante, aunque no se lo considerara parte del menú, sino un complemento con un rango inferior que el de los platos ofrecidos.

Hoy en día, aunque en general sigue siendo así, muchos restaurantes ponen mas atención al café que compran, a su elaboración, y le otorgan su propio espacio en cartas y menús.

Un restaurante que cuida cada elemento de su menú y todos los ingredientes de sus platos, también debe prestar especial atención al café y a las infusiones ofrecidas.

Al igual que en las buenas cafeterías, el chef se involucra cada vez mas en la elección del café para su negocio. Permite al tostador entrar en el restaurante y decide los equipos necesarios para la correcta preparación del café y el servicio acorde a su perfil.

Los menús pueden ofrecer cafés o tés especiales, opciones de elaboración: bebidas de café, espresso, capuchino y bebidas creativas exclusivos de la firma.

Cada bebida debe realizarse por un operador entrenado que asegura que se prepara correctamente. El café debe ser siempre fresco, y el personal puede incluso hacer degustaciones a fin de familiarizarse con los perfiles de café y hacer propuestas a los clientes.

El café es algo más que una compra obligada, puede convertirse en una pasión que no es ajena al restaurante, a la comida o al servicio sino todo lo contrario, el corolario final de una cita gastronómica que se precie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *