Lahpet, el té que no se bebe

El té crece en Myanmar y se cultiva principalmente en las colinas del estado de Shan, al Este del país. Estas hojas juegan un papel relevante en la vida cotidiana de Myanmar donde es costumbre beber el tradicional té verde y té negro en menor medida, pero existe además una particular forma de elaborarlo y consumirlo exclusiva del pueblo birmano, el lahpet.

El lahpet es té fermentado en vinagre. Considerado un manjar en la cocina birmana, se elabora como ensalada o escabeche junto a otros alimentos y se come habitualmente como aperitivo, ensalada o después de una comida.

El A-hlu Lahpet o Mandalay lahpet, es servido en las mas importantes ceremonias sociales y religiosas. Considerado como gesto de bienvenida y hospitalidad, también se utilizaba como ofrenda de paz después de la guerra, para dejar el pasado detrás. Se suele presentar en un plato decorado con diferentes compartimentos para alojar cada ingrediente.

Los ingredientes de este plato pueden incluir hasta tres estilos de hoja de té, variedad de semillas crujientes, ajo, legumbres y nueces fritas, pescado seco, camarones o un insecto frito que vive en los estanques.

Una comida desconocida en Occidente, a la que también se le asignan propiedades curativas y beneficiosas para la salud, que sin duda constituye un plato nutritivo y rico en cafeína.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *