rooibos sudáfrica

Rooibos en manos de pequeños productores

La meseta Bokkeveld en Sudáfrica, una meseta seca, arenosa y rocosa a 400 km. de Ciudad del Cabo, es la tierra natal del Rooibos, o té rojo.

La cooperativa Heiveld, es un ejemplo exitoso de un negocio de exportación en manos de propietarios negros en la región. Dedicada a la producción de rooibos orgánico de la más alta calidad, cultivado y procesado de manera tradicional con el mínimo uso de la maquinaria y cosechado cuidadosamente a mano.

El rooibos junto a la ganadería de ovejas y cabras es el motor de la economía de esta zona árida. La cooperativa posee el Rooibos silvestres y su cultura. El árbol de “té rojo” sólo crece en el sur de África. El aumento de la demanda de este cultivo en los últimos años junto a la colaboración de dos ONGs y la obtención del certificado de comercio justo permitió mejorar y estabilizar los precios a los productores de la cooperativa.

La cooperativa se creó informalmente en 2000, tras el fin del apartheid, con 12 miembros fundadores y se hizo oficial en 2002. En la actualidad cuenta con 60 miembros.

Durante el régimen del Apartheid, a los negros les estaba prohibido organizarse en cooperativas y no tenían acceso al mercado para vender sus pequeñas cantidades de productos. Incluso después de su abolición y de las primeras elecciones democráticas en 1994, muchos productores negros con pequeñas granjas seguían sin acceso directo al mercado y debían vender su té con malas condiciones a los intermediarios blancos al mismo tiempo que se empleban como mano de obra en sus granjas.

La Cooperative Heiveld es el primer ejemplo exitoso de un negocio de exportación en manos de propietarios negros en toda la región de Cedarberg. La cooperativa, un grupo de pequeños productores que cultivan Rooibos y té salvaje.

En pocos años ha conseguido muchísimo: las mujeres comenzaron a trabajar pequeñas parcelas y coser sacos de algodón para la venta del té, las familias recibieron formación y asumieron las tareas de gestión, lograron el registro y certificación de Comercio Justo, y comenzaron a vender mejor su producto.

El impacto económico fue muy significativo. Vendiendo el Rooibus a importadoras de Comercio Justo, los ingresos de los agricultores se triplicaron de un euro por kilo a tres euros. Y cuando Heiveld fue víctima de una mala cosecha en el año 2005, recibieron un precio más alto (5,80 €) para compensar las pérdidas.

La cooperativa pudo comprar su propia maquinaria y adecuar sus instalaciones y de esta manera no solo logró mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores sino también independencia de las granjas vecinas.

En los últimos años han establecido mejores relaciones comerciales, no solo con las importadoras de comercio justo. Al promover la producción sostenible y la cosecha cuidadosa de té rooibos orgánicos y silvestres han captado la atención de empresas privadas interesadas en su producción.

2 thoughts on “Rooibos en manos de pequeños productores”

  1. El Rooibos sin duda se está convirtiendo en la infusión de moda.
    Esperemos que las grandes empresas no lleguen a estropear estas cooperativas.
    En España el Rooibos se suele encontrar en tiendas especializadas en té, pero nunca le denominamos té rojo, ya que lleva a equivocos con la milenaria Camelia Sinensis (planta del té) cultivada en la provincia de Yunnan (China) y posfermentada despues de la recolección.
    La procedencia, aspecto y las propiedades del Rooibos y el Té rojo o Pu-erh son totalmente diferentes.
    El Rooibos tiene propiedades relajantes mientras que el Pu-erh o Té rojo es otra variante de la Camelia Sinensis con propiedades estimulantes.
    Un saludo y felicidades por la web

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *