Rooibos, sabor y salud sin cafeína

El éxito de esta planta es bastante reciente. Sus propiedades antioxidantes y medicinales, junto a su sabor dulce a nueces y algo afrutado la han convertido en una bebida cada vez mas popular, que ha desbancado en consumo al Pu Erh, el té rojo tradicional, en el mercado internacional. Incluso, los japoneses, tradicionales bebedores de té, se han convertido en fieles consumidores.

El rooibos es una hierba autóctona de la zona de Cederburg, en Sudáfrica, con cierto parecido a un pino enano, cuyo nombre en idioma afrikáans significa arbusto rojo. Sus hojas se utilizan para preparar la infusión conocida como té rooibos, pero realmente no proviene de la planta del té.

Con el rooibos se puede elaborar una infusión rojiza de sabor agradable y dulzón que recuerda algo al gusto de las nueces. Aunque se ha hecho muy popular en occidente recientemente, en Sudáfrica es conocida desde hace siglos y se suele tomar mezclado con leche y azúcar. En algunas tiendas de Sudáfrica se comercializa una variedad denominada rooibos espresso que se elabora de forma similar al café espreso.

La publicación de los beneficios que tiene para la salud, le han distinguido como una de las mejores plantas medicinales. Esta bebida no tiene cafeína y sólo la mitad de tanino que el té común. Además de ser una bebida refrescante y digestiva, contiene importantes minerales: hierro, flúor, potasio, zinc, sodio, cobre, magnesio, manganeso y calcio, y poderosos antioxidantes.

El rooibos se considera un antihistamínico natural que no provoca somnolencia. La aspalatina y la notofagina son los flavonoides que nos permiten calmar el asma o las alergias respiratorias y cutáneas. Además, su alto contenido en vitamina C favorece la absorción del hierro.

Se suele utilizar para tratar trastornos digestivos e intestinales y en las dietas para perder peso por su efecto diurético.

También posee propiedades antiespasmódicas, se ha demostrado su utilidad para aliviar los habituales cólicos infantiles. La variada composición en minerales supone un complemento ideal también a la dieta infantil.

Existe una producción “no fermentada” llamada rooibos verde, posee un color verde amarillento debido a que no se le ha dejado oxidar, y esto le confiere una cantidad mayor de antioxidantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *