Sencha, diversidad japonesa

El té Sencha representa mas del 70 por ciento de la producción de té en Japón y es el té mas consumido en un país gran bebedor de té verde.

Aromático, saludable, de sabor fresco y delicado, su calidad y características varían bastante al abarcar una producción muy grande.

Como sucede con otros tés la temporada de cosecha y el lugar de producción condicionan el sabor y la calidad del producto. El té recogido en la primera cosecha se considera el mas delicioso y se denomina Shincha (té nuevo). Al igual que a su par chino Mian Quiang, se le atribuyen las mejores características. La temporada depende de la región de plantación pero comienza a principios de abril. Estas hojas se cuecen al vapor muy ligeramente, menos que el resto, conservando un aroma muy fresco a hojas verdes.

El cocido al vapor y almacenaje en óptimas condiciones mantiene la frescura del sencha o gyokuro durante todo el año. En el caso del shincha, su cocción es tan ligera que debe consumirse en los meses siguientes a su recolección por lo que es difícil dar con él, especialmente fuera de Japón.

El proceso de cocido se da efectivamente al pasar las hojas por vapor un tiempo breve para evitar la oxidación, preservando para muchos mas sabor vegetal que el té verde chino que se tuesta ligeramente. A continuación las hojas se enrollan y se dejan secar. Finalmente, se clasifican y dividen en diferentes grupos de calidad.

Se considera que el color ideal de la infusión es de color dorado verdoso, el verde mas intenso significa una calidad mas regular. Dependiendo de la temperatura del agua en el que se infusiona el sabor será diferente, con agua no muy caliente es relativamente suave, con agua caliente más astringente.

Se bebe caliente en los meses más fríos y por lo general frío en los meses de verano.

El té no molido fue introducido desde China después del matcha, en un periodo en que el pensamiento neo confuciano tenía gran peso entre los intelectuales japoneses que adoptaron esta bebida. Su propio ritual no formal, Senchado, constituyó en parte una rebelión simbólica contra la formalidad de chanoyu o sado, conocido comúnmente como ceremonia del té japonesa, que utiliza el té matcha, favorecida en ese momento por la clase dominante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *