Tag Archives: rooibos

Honeybush, dulce infusión

El rooibos, infusión sudafricana por excelencia, ha conseguido una popularidad extraordinaria en los últimos años. La ausencia de cafeína, virtudes saludables y un sabor suave a nuez, algo frutal y especialmente dulce, la han convertido en una alternativa al té, al café e incluso a otras bebidas ya que es facil de beber y se mezcla muy bien con otras infusiones de hierbas, jugo de frutas, etc.

De la misma zona de Sudáfrica proviene otro arbusto del cual se obtiene una infusión similar, el Cyclopia. De la familia de las leguminosas crece en pequeñas áreas en las laderas montañosas del Sur del país y tiene muchas similitudes con elrooibos. Es principalmente conocido como Honeybush, en español “arbusto de miel”, por el dulce perfume de sus flores.

Sus hojas, tronco y flores son utilizados para la elaboración de la infusión próxima al rooiblos pero con un sabor característico aún más dulce. De aroma a miel, sabor suave, buen cuerpo, un acabado limpio y refrescante, es ideal para beber solo y mezclar especialmente con infusiones de frutas.

La producción de este cultivo es todavía muy baja pero año a año crece el interés por esta bebida que también tiene mucho que ofrecer. Contiene una cantidad muy baja de taninos y no contiene cafeina. Utilizada tradicionalmente para evitar dolores por hambre y reducir la retencion de agua, algunos análisis revelan la presencia de una amplia gama de minerales como el nitrogeno, fosforo, potasio, calcio, magnesio, sodio, zinc, manganeso, hierro, aluminio y boro. El honeybush también contiene antioxidantes, y aunque los estudios científicos sobre esta planta son muy recientes se cree que puede tener propiedades fungicidas, antiespasmodicas y antidepresivas.

Mas de veinte especies de la planta han sido identificados, de las cuales se utilizan principalmente las Ciclopia intermedia y subternata. Algunas especies pueden ser cultivadas, mientras otras han resistido todos los intentos de cultivo y son recolectadas en el medio silvestre.

Existen dos métodos de procesamiento del arbusto de miel. En el método tradicional, las hojas y ramas son cosechadas, cortadas y trituradas (a menudo con rodillos mecánicos), y luego expuestas al sol para su oxidación. El proceso moderno, oxida las hojas en cilindros de rotación a temperaturas de 70 a 90 grados, durante dos a tres días, ante de dejarlas secar.

Siglos atrás, la tribu Khoi llegó a esta zona, acarreando su gran sensibilidad hacia el mundo natural y su reverencia por la naturaleza. Descubrieron el Honeybush Cabo (Cyclopia) y el Rooibos (Aspalathus linearis) y con ellas comenzaron a elaborar infusiones que además de ser refrescantes y sabrosas tenían cualidades curativas y aun hoy constituyen parte importante de su tradicional medicina tribal.
El conocimiento de las propiedades saludables de estas plantas se filtraron luego al conjunto de la sociedad sudafricana como una panacea para todo tipo de dolencias y de hecho existen cuentos anecdóticos de curación que se han transmitido de generación en generación.