Té oolong, sofisticado en su elaboración y sensaciones

Oolong es un té chino tradicional. Oolong (ó Wulong) significa literalmente ”dragón negro” y fue llamado de esta forma por su descubridor Wu Liang. Obtenido de la Camellia Sinensis, también es conocido como té azul o semifermentado, ya que queda entre el verde y el negro en grado de oxidación.

El oolong tiene un sabor más parecido al té verde que al negro pero no tiene las fuertes notas herbales que caracterizan al primero. Suele cocerse de forma que quede fuerte, dejando el amargor un regusto dulce y floral. Diversas variedades de oolong, y particularmente las producidas en el monte Wu Yi del norte de Fujian y en las montañas del centro de Taiwán, están entre los tés chinos más famosos.

Las hojas de té oolong se procesan de dos formas diferentes. Algunas variedades se enrollan en hojas largas y curvas, mientras otras se prensan en forma de bola.

El oolong chino se considera el té de producción mas compleja y requiere de una gran habilidad y experiencia para elaborar su enorme gama de sabores y fragancias. Como todos los otros tipos de té, el sabor de oolong está fuertemente influenciado por lo poco o mucho que las hojas se han oxidado. Las hojas en té oolong pueden ir en la oxidación del 15% al 75%, entre lo mas cercano al té verde o al té negro.

Pero incluso antes que las hojas lleguen a la etapa definitoria de la oxidación, el proceso para hacer el té oolong contrasta con otros estilos. Para empezar, la hora de la cosecha llega más tarde que en el verde. Es necesario que los productores puedan seleccionar las hojas más grandes, suficientemente duraderas para la transformación. Sus característicos aceites aromáticos son los precursores del aroma final llevado a cabo por la oxidación cuidadosamente controlada.

El proceso es diferente en las distintas regiones de fabricación del té oolong, pero el proceso básico puede describirse como sigue. Después de escoger hojas frescas de té se dejan secar al sol por algunas horas. Una vez que las hojas pierden la humedad suficiente para convertirse en flexibles, son colocadas en bandejas de bambú y se agitan para iniciar su proceso de oxidación lenta en un ambiente interior, para luego pasar a otro proceso de oxidación rápida a niveles de calor muy altos para finalmente asarlas al carbón hasta convertirlo en un producto convenientemente seco y estable.

té oolongEl té no es nunca completamente seco, y en las diferentes etapas de la producción interviene un experto para controlar el nivel de humedad apropiado. El maestro determina el nivel de humedad de un té por la mirada, el tacto, y sobre todo por el olor.

Por supuesto que hay excepciones, pero es bastante seguro decir que todos los Oolongs son muy complicados y sofisticados tés, con un amplio espectro de gustos, resabios y olores.

El té oolong ha sido conocido por siglos por sus beneficios en la digestión y los dolores de cabeza. Contiene una cantidad más alta de taninos, que el té verde, y en los últimos años ha crecido en popularidad debido a varias investigaciones prometedoras publicadas atribuyendole el poder de disolver las grasas que aún no han sido confirmadas por una gran cantidad de investigación médica occidental.

La tradición de beber té, Gong Fu Cha, conocida como ceremonia de té china, utiliza por lo general té Oolong.

2 thoughts on “Té oolong, sofisticado en su elaboración y sensaciones”

  1. No conocía el proceso pero vale la pena. Mi favorito!! A los que les gusta el té verde deberían probarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *