Un cafe en Vietnam

El café en Vietnam, actualmente segundo país productor de grano, es una herencia culinaria de la época colonial francesa, y se ha convertido en una bebida social que puede tomarse en cualquier esquina.

En Vietnam, el té es para beber en casa, mientras que el café es para disfrutar en una cafetería, ya sea ésta una moderna tienda de las marcas de café Trung Nguyen o Highlands, o un puesto a pie de calle, así en Hanoi como en Ho Chi Minh, la antigua Saigón.

No existe la cultura de un café al paso y prueba de ello es la particular forma de servirlo. El café se suele preparar en cada vaso sobre la mesa utilizando para esto un filtro individual de metal donde se elabora el café y desde donde éste cae lentamente por goteo, demorando mas de 5 minutos.

Una vez extraido todo el líquido el café vietnamita se suele mezclar con azúcar y leche o leche condensada. El uso de la leche condensada azucarada fue originalmente debido a la escasa disponibilidad de leche fresca y la facilidad para su almacenamiento en un clima tropical. Con el tiempo la práctica se ha transformado en preferencia de gusto de la comunidad vietnamita.

La bebida mas frecuente a base de café es ca phe sua da: el café preparado con el pequeño filtro de metal y mezclado con leche condensada, se vierte dentro de un vaso lleno de hielo.

Muchos pequeños comerciantes venden distintas variedades de café y hasta se enorgullece en servir café con su propio sabor único, por lo que la degustación de café en Vietnam se convierte en una aventura. Suele ser una mezcla con cuerpo pero suave y dulce, y un sabor peculiar puede provenir del proceso de tostado. Algunas veces se tuesta con aceite vegetal o margarina, y algunos aventuran otros ingredientes, incluso salsa de pescado!!

One thought on “Un cafe en Vietnam”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *